Baile de los novios

Las mejores canciones para el primer baile nupcial

Uno de los momentos que se esperan con mayor expectación en una boda es el primer baile de los esposos. Esta es una de las imágenes más románticas y emocionantes del evento y de las que más recordaréis tanto vosotros como vuestros invitados. Tened en cuenta que vais a abrir vuestra gran fiesta, y aquí podéis y debéis dejar claro cuál es vuestro sello personal. ¿Sois tradicionales o modernos? ¿Sois más serios o más divertidos? ¿Sois tranquilos u os va la marcha?

El vals, una opción segura y elegante

Valses tradicionales

Muchas parejas siguen apostando por el vals tradicional, que sigue siendo una opción segura y de buen gusto para el baile de los novios. Entre los valses clásicos que podéis escoger como primer baile, uno de los que se lleva la palma es el conocidísimo El Danubio Azul, un vals elegante y posiblemente de los más bonitos de Johann Strauss hijo.

Siguiendo con Johann Strauss hijo, suyo es otro de los clásicos, compuesto en el año 1882 y también muy conocido, Voces de Primavera, un vals rítmico y muy solemne que ha aparecido en la banda sonora de diversas películas clásicas como La Gran Ilusión o Carros de Fuego:

La tercera opción clásica que os proponemos es Second Waltz, un vals melancólico del compositor y pianista soviético Dmitri Shostakovich, que puede que recordéis por su aparición en la película Eyes Wide Shut, de Stanley Kubrick:

Valses originales

Sin salir del ritmo de vals, tenemos algunos temas algo más actuales y modernos para elegir. Quizá no lo conozcáis, pero Chayanne lanzó un disco en 1990 titulado Tiempo de Vals con un single muy romántico y emocionante que se llama como el disco, Tiempo de Vals:

Pasando a la sección de bandas sonoras, en los años en los que fue estrenada la película francesa Amelie se puso muy de moda este La Valse d’Amélie (el vals de Amélie) del compositor Yann Tiersen. Se trata de un vals de sabor bohemio que todavía sigue teniendo mucho tirón:

Si lo vuestro es el mundo Disney y las historias de amor clásicas, lo tenéis claro: vuestra elección debe ser el vals de la Bella Durmiente (sí, es el de “eres tú mi príncipe azul que yo soñé”) llamado en realidad Swan Lake y compuesto por Piotr Ilich Tchaikovsky. Nada más romántico para vuestro momento más especial:

Y, sin salir de Disney, si a vosotros (como a nosotros) también os encantó la película Up, recordaréis esos cinco minutos mágicos donde se narra la historia de amor de Carl y Ellie, esa pareja que, pese a las adversidades y pese a no poder realizar todos sus sueños, viven su amor durante años apoyándose el uno en el otro. En esos cinco minutos se reproduce esta historia mientras suena de fondo un vals. Ese vals se llama Married Life, y nos parece precioso como baile inicial de los novios. Os recomendamos esta versión que elimina la parte triste del original, para que pueda encajar perfectamente en vuestro primer baile:

Si no habéis bailado un vals en vuestra vida, es conveniente que vayáis a clases durante un tiempo y que ensayéis, pero no os recomendamos los días antes de la boda para tomar clases, puesto que tendréis mil cosas en las que pensar como para estar centrados en esto. Nuestro consejo es que lo aprendáis durante los meses anteriores, y que en la última semana ensayéis un par de veces para comprobar que todo sale bien. De todas formas, no os preocupéis: lo que a veces es terrible en los ensayos, luego, en la mayoría de las veces, puede salir perfecto.

Otros ritmos: rock&roll y swing

Si os gusta mucho bailar (o simplemente queréis ofrecer un buen baile, pero diferente), podéis decidiros por un baile de los novios original con un ritmo alternativo al vals. En los últimos años se llevan mucho los bailes de los 50 y 60, como el rock&roll y el swing, y la verdad es que son elegantes a la par que divertidos. Un buen ejemplo es este temazo que seguro recordaréis, All Shook Up del gran Elvis Presley. No es muy acelerado, así que seguro que podéis bailarlo sin problemas:

Otra opción de rock&roll muy escogida es el clásico You Never Can Tell de Chuck Berry, que recuerda a la mítica escena del baile de la película Pulp Fiction. Una buena elección si sois muy cinéfilos:

Si os va más el swing y sois buenos bailarines, os proponemos moveros al ritmo de Benny Goodman y su Sing, Sing, Sing; sin duda impresionarés a vuestros invitados. Si la canción os parece un poco larga (son ocho minutos y cuarenta y tres segundos), si queréis podéis cortarla con algún programa de edición de audio:

Si os casáis este año y os queréis sumar al último revival de Freddie Mercury y del grupo británico Queen con la reciente película Bohemian Rhapsody, podéis escoger también el divertido Crazy Little Thing Called Love:

Y, por fin, sugerimos un tema romántico que nos encanta, L.O.V.E. de Nat King Cole. Una canción clásica de los años 60, con una letra perfecta para la ocasión, en una versión swing moderna interpretada por la barcelonesa Andrea Motis:

Tal y como os recomendamos antes, preparáoslo bien. Tened en cuenta también que el vestido de la novia puede obstaculizar el baile. Si al final elegís esta opción, aseguraos de que el vestido puede recogerse o cambiarse con facilidad como para poder bailar sin tropezar ninguno de los dos.

Temas pop románticos

Lo más elegido hoy día por las parejas suele ser un tema pop romántico, con un baile hecho a medida o ideado por ellos. Los temas pueden ser más o menos lentos, y pueden ir desde el pop español hasta el internacional. Dentro del pop español, uno de los artistas preferidos en estos últimos años es Sergio Dalma, que se ha convertido en referente de la canción romántica con sus temas de sonido italiano traducidos al español: Te Amo, La Cosa Más Bella, Yo No Te Pido La Luna o Sólo Tú:

Entre los temas de pop internacional, vamos a destacar un tema lento, pero que es de los que más gustan últimamente, A Thousand Years de la estadounidense Christina Perri, y que fue dado a conocer por su aparición en la película La Saga Crepúsculo: Amanecer – Parte 1:

Si queréis algo más movidito, probad con el hawaiano Bruno Mars y esta canción con una letra perfecta para la ocasión, que cuenta cómo os queréis y os vais a seguir queriendo tal y como sois, o, dicho en inglés, Just The Way You Are:

Un toque de folclore

Aunque hace unos años esto podía sonar casi a broma, en los últimos tiempos está surgiendo la tendencia de dar un toque folclórico al primer baile de los novios . En España tenemos cientos de bailes populares preciosos: jotas, chotis, muñeiras, sardanas, pasodobles, sevillanas… Por ejemplo, si os decantáis por estas últimas, una buena elección puede ser Jose Manuel “El Mani” con su canción ¡Ay, que te como!, cuya letra además viene como anillo al dedo al momento.

Remix de canciones

Hoy en día, muchas parejas optan por mezclar varias canciones. Podéis comenzar con un vals clásico y luego pasar a un baile más acelerado; o bien comenzar por un tema pop lento y, de pronto, poneros a bailar rock, salsa o incluso organizar un flashmob con vuestros amigos. La lista de posibilidades aquí es inagotable, y la coreografía puede ser tan original como os imaginéis.

Conclusión

Vuestro primer baile de recién casados es una de las emociones más inolvidables del día de vuestra boda. Os aconsejamos olvidaros del público y mirar a vuestra pareja a los ojos: así podréis disfrutar desde la cercanía de vuestras miradas este momento tan emocionante.

¿Y vosotros? ¿Qué canción o canciones escogeréis? ¡Cuéntanoslo en los comentarios!

Deja un comentario